¡LOGRA TU LOOK BRONCEADO DE REVISTA!

27 de Enero 2016

Llegas a la playa lista con tu nuevo bikini, pones el playlist de música relajante y empiezas a aplicarte el bloqueador y  bronceador. Después de 10 minutos en el paraíso te quedaste dormida y a pesar de haberte bañado en bloqueador de protección 100 terminas  prácticamente fucsia y sufriendo la agonía insoportable la horrible INSOLACIÓN!  Te pasas una semana deseando poder dormir parada, después de todo ni sentarte puedes, hasta que de pronto te ves al espejo y te das cuenta de que ¡TE ESTÁS PELANDO!

Sabemos cómo te sientes, ¡Nos ha pasado a todos! Por eso, descubre los tips más efectivos que los expertos traen para ti este verano. Aprende como evitar la insolación y prevenir pelarte!

1. ¡HAZ TU INVESTIGACIÓN!

No todos somos iguales es por eso que no todos podemos usar el mismo bloqueador. Hay una simple fórmula para saber cada cuanto debes aplicarte el bloqueador. SPF significa factor de protección solar y este te indica porque periodo de tiempo es efectivo. Por ejemplo,  si tu piel se pone roja después de 10 minutos de exposición un bloqueador de factor 15 te permitirá pasar 150 minutos en el sol.

                                                            

                                     

2. ¡ENFRÍATE!

Si a pesar de todo no pudiste evitar la insolación y empiezas a darte cuenta que estas por pelarte, lo primero que debes hacer es darte un baño de agua fría lo cual ayudará a detener el proceso. Una vez que te estés secando no te sobes con la toalla para, como de costumbre,  ya que esto puede acelerar el proceso de tu piel y es más, acelerarlo en partes donde no te estabas pelando aún! 

                        

3. ¡TERMINA CON LA PICAZÓN!

Es parte del proceso que te pique la piel cuando tienes insolación. Si siente que te pica, no te rasques, ya que tu piel está sensible, puedes dañarla y mancharte de manera permanente. Lo mejor para evitar esta situación es usar ropa suave y aplicar una pequeña bolsa de hielo encima del área afectada.

                             

4 ¡HIDRÁTATE!

Luego de bañarte no olvides nunca echarte una loción hidratante. Lo mejor en este caso sería buscar una loción especial para este caso como aquellas que contienen aloe vera que reduce la inflamación y evita que te peles.

                        

5. COMIENZA POR DENTRO

¡Ahora que enfriaste tu piel por fuera es tiempo de trabajar en el interior del problema! Para ser completamente honestos nada ayuda a tu piel como el agua. Cuando tu cuerpo está pasando por este proceso de recuperación necesita aún más el agua como combustible para este proceso de reparación de tu piel. 

                   

6. ¡PREPÁRATE!

Asegúrate de protegerte de adentro hacia afuera tomando vitamina C Y E, e investiga antes de comprar un bloqueador, recuerda que no todos somos iguales.

                                  

¿Y tú, ya estás preparada? ;)

INSCRIBETE AQUÍ

Contáctate con nuestro equipo de profesionales para cualquier duda sobre nuestros servicios, estamos prestos a absolver cualquier inquietud.