El Visual Merchandising

19 de Febrero 2016

Cada vez que entramos a una tienda como clientes lo primero que veremos será su distribución y las prendas en los maniquíes, y el 95% de las veces dependerá del Visual Merchandising si compramos algo o no.

El Visual Merchandising es más que decorar la tienda ya que actúa como “el vendedor silencioso”. Es una estrategia del marketing usado en el mundo de la moda que de manera asertiva y comercial se exponen los productos, en este caso, las prendas con el objetivo de generar una experiencia de compra inolvidable.

Si eres una persona que pertenece al rubro de la moda, ya seas estudiante de diseño, asesor de imagen, administrador de tienda, vendedor, empresarios o estás pensando en emprender un negocio en el mundo textil es importante que aprendas de esta táctica para tu crecimiento profesional.  

Esta estrategia del marketing se trata básicamente en recrear la personalidad de una marca en un determinado el espacio conectando la parte visual con los productos, a través de la creación de vitrinas, los exhibidores, el diseño de escaparates y cómo exponer tus prendas dentro de la tienda. Sin embargo, la tarea no acaba ahí, debe ser complementada con aromas y música. Todo esto con la intención de estimular  el sistema sensorial (vista, tacto y olfato) de los clientes para generar mayores ventas.  

Si aprendemos a usar eficazmente el Visual Merchandising podremos hacer que de una manera informativa y funcional sea a simple vista todo más atractivo y amigable para el cliente y su experiencia de compra.

Además de amar la moda, saber de tendencia y estilo tienes que explotar tu creatividad creando espacios auténticos que transmitan el espíritu de la marca y estimulen el sistema sensorial de las personas.

Pero, ¿cómo aplicar el Visual Merchandising al momento de vender nuestros productos?

  • Arma espacios por temática, por ejemplo: un espacio donde se encuentre la ropa ejecutiva, otra diferente para la ropa casual. De este modo será fácil para el cliente encontrar lo que está buscando.

  • También podrías agrupar las prendas por colores pero siempre junto a colores complementarios. El comprador podría ir por una camisa pero si en el mismo espacio encuentra una bufanda que combine con la camisa hay altas probabilidades que compre ambas cosas.

  • Colocar productos al lado de la caja es una buena opción, de esta forma generas compras impulsivas. Hay una gran probabilidad que los clientes que estén en la fila para pagar puedan ver algo que quieran y lo terminen agregando a su compra.

El arte del Visual Merchandising  es muy amplio y si estás interesado en aprender más para cumplir tus objetivos comerciales y profesionales no puedes perderte el WORKSHOP MODA Y VISUAL MERCHANDISING este SÁBADO 04 DE OCTUBRE en THE STYLE INSTITUTE. Para más información visita -> http://goo.gl/SSFfSp o llámanos al 6375416. 

INSCRIBETE AQUÍ

Contáctate con nuestro equipo de profesionales para cualquier duda sobre nuestros servicios, estamos prestos a absolver cualquier inquietud.