3 Tips básicos para la decoración de fiestas infantiles.

Sin importar la edad, pocas cosas nos hacen tanta ilusión como celebrar algo: fiestas de cumpleaños, aniversarios, la Navidad o una boda. Pero el feeling de realizar una fiesta para niños es distinto y representa un reto que sin duda merece la pena. Muchas veces recurrimos a nuestro niño interior para sacar nuestras ideas más creativas. Sin embargo sabemos que necesitamos mucho más de creatividad para llevar acabo nuestras ideas. 

Afortunadamente hoy en día contamos con una gran variedad de recursos para conseguir un espacio de ensueño para los peques. Pero ¿por dónde empezar? Hay tanto por hacer que para centrar un poco el proceso vamos a ver 3 tips básicos que nos sirvan de ayuda.

1. Temática  y colores

El primer paso a la hora de decorar cualquier tipo de evento es elegir la temática o inspiración en la que nos queremos basar. La suerte es que en el caso de los niños hay mucho donde elegir, aunque como idea podemos partir de temas que les interesen y meternos de lleno en su mundo de fantasía infantil.

Podemos crear por ejemplo una fiesta temática basada en elementos naturales y animalitos que les gusten, desde flamencos a dragones, en personajes de ficción como Hello Kitty o las tortugas Ninja, superhéroes y villanos varios, princesas de cuento como Frozen o simplemente centrar la decoración en sus colores favoritos.

Lo importante es decidirse por algo  en concreto para que nos sirva de guía a la hora de decorar. Esta decisión nos conducirá a una paleta cromática o gama de color en la que deberemos basarnos para escoger los diferentes elementos decorativos para la fiesta.

2. Elementos y decoraciones

En toda fiesta encontramos algunos elementos básicos que se repiten. Los peques son menos complicados que los adultos, ya que no necesitan mucho para pasarlo bien.

Así, en la decoración de fiestas infantiles debemos contar con algunos complementos sencillos y coloridos según la temática elegida, como guirnaldas, globos, banderitas, flores de papel o farolitos. Además, obviamente debe existir una mesa de los dulces o candy bar, y si además contamos con una gran piñata, vamos por buen camino.

Por lo que respecta a la piñata, probablemente el elemento más complicado, podemos inspirarnos en la temática elegida para darle l forma y color: con simple cartón y papel maché se pueden crear originales diseños para la fiesta que sorprenderán a niños y adultos.

3. Presentación de la mesa

La mesa es el punto fuerte de la fiesta y el foco principal al que prestar atención. No nos engañemos, por muy bonito que queramos dejar el espacio donde se celebre, la magia sucede en la mesa donde las golosinas y otros dulces emocionan a los más pequeños.

Una vez más hay que dejar que la temática y la gama de color elegidas sean el hilo conductor a la hora de decorarla, así sabremos si lo que escogemos encaja en la estética que estamos buscando. Ahí van unas pautas:

  • Elige platos, vasos, servilletas y cubiertos de papel en base a tu paleta de color.
  • Mantén un orden jerárquico en la mesa, ubicando los elementos protagonistas y más voluminosos en el centro y parte posterior, dejando los más pequeñitos en la parte frontal.
  • Ubica los pastelitos, galletas, bebidas y chucherías en bonitas bandejas, platos y cuencos. Así quedarán más ordenados visualmente.
  • Crea algunos detalles personalizados jugando con los diferentes dulces. Dales el toque decorativo poniéndolos en una cajita coqueta o vístelos con mini-cartelitos hechos a mano con el motivo o cara de su personaje protagonista; la imaginación al poder.

Es así como puedes ir dándole forma a tu fiesta infantil. Para consolidar y ofrecer un lindo evento, puedes reforzar y aprender más sobre el tema en nuestro WORKSHOPdeDECORACIÓN DE FIESTAS INFANTILES.

Para mayor info puedes hacer clic AQUÍ.

____________________________________________________

Vía DECOFILIA


Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *